GuiaCatering.com
GuiaCatering.com
En Google Play En la App Store

De la paleodieta a la dieta vegana: Cómo me convertí en vegano

Para algunas personas las creencias personales, sociales y religiosas pueden llegar a alterar la elección de sus alimentos al comer. ¿Por qué ocurre esto?

4 jun 2014 en Gastronomía - Lectura: min.

catering

Para algunas personas las creencias personales, sociales y religiosas pueden llegar a alterar la elección de sus alimentos al comer. ¿Por qué ocurre esto?

Si la nutrición es sólo una cuestión de supervivencia, el ser humano debe comer sólo para sobrevivir. De hecho, como todos sabemos, detrás de lo que se come está nuestra historia, la psicología y nuestros valores. Las opciones de comida son influenciadas por diferentes factores como la educación, la sociedad, la cultura, las tradiciones, la religión o la estética.

En todo el mundo, el número de personas que optan por alimentarse de una dieta sin incluir ingredientes de origen animal está aumentando constantemente.

En España no existen datos oficiales según refleja la UVE (Unión Vegetariana Española). Únicamente remiten a estudios hechos por marcas probadas o bien a la encuesta ENIDE realizada el año 2011. Según esta encuesta actualmente en España el 1,5% de las personas son vegetarianas, lo que correspondería a unas 700.000 personas. Se estima que dentro de este porcentaje sobre el 30% son, además, veganos.

España está, pues, muy lejos de los porcentajes del Este. De hecho, en la India, por razones puramente religiosas, el 30% de la población sigue una dieta especial de tipo vegetariana o vegana.

cagette.png

Vamos a tratar de poner un poco de orden: el vocabulario

  • Vegetarianos: Son aquellas personas que excluyen de su dieta la carne, el pescado y los mariscos. Los vegetarianos comen productos lácteos y huevos.
  • Semivegeterianos: Su alimentación se basa principalmente en las frutas y hortalizas (80 %), pero de manera irregular también pueden comer carne y pescado. Los productos de origen animal se eligen con atención a la alimentación del animal y la forma en la que se ha sacrificado.
  • Veganos: Evitan todos los productos de origen animal, incluidos los productos lácteos, la miel y los huevos.
  • Crudívoros: Consumen sólo comidas a base de ingredientes cocidos y que no han sufrido ningún tipo de transformación del hombre.
  • Crudívoros vegetarianos: Su dieta consiste exclusivamente en productos crudos de origen vegetal.
  • Frugívoros: Únicamente comen frutas, verduras y frutos secos. Esta práctica también puede incluir una versión más restrictiva en la que únicamente está permitido el consumo de fruta.

carpaccio.png

Guiacatering.com te aporta el testimonio de un crudíviro vegetariano, Michaël Cid

“No como ningún producto animal, ni productos lácteos, huevos o miel desde el verano de 2013.

Desde que era niño, siempre he prestado mucha atención a mi dieta, evitando excesos y productos nocivos, como el café, té, alcohol y tabaco. Mi atención a la alimentación aumentó cuando comencé a estudiar la conexión entre la psicología, la nutrición y el deporte. Sin embargo, el cambio radical se produjo en la universidad. Estudiando Biología y Ciencias Ambientales mi interés por el medio ambiente se ha convertido en un tema central en mi vida.

Probablemente, la elección de mis alimentos es el resultado de un viaje interior formado por: la atención a la salud, la ecología y la ética. Este proceso se inició con un estudio de la historia de la comida que me llevó a descubrir la alimentación paleolítica. A partir del verano de 2012 dejé de consumir todos aquellos productos que el hombre del Paleolítico no consumía como: cereales, legumbres, productos lácteos, productos procesados, patatas, carnes grasas, sal, azúcar y las bebidas gaseosas. Por lo tanto me empecé a alimentar de: carnes magras y caza, pescados y mariscos, huevos, frutos secos y verduras.

tatin.png

Aunque continuara comiendo carne, en seis meses perdí 15 kg de masa grasa. También comencé a practicar artes marciales, pero la fuerza y la energía siguieron disminuyendo.

Cuando por casualidad, me encontré con la investigación del Dr. Colin Campbell, bioquímico estadounidense y nutricionista, me di cuenta de lo dañino que puede ser comer la carne y los productos lácteos. El famoso médico estadounidense sostiene que aquellos que adoptan una dieta vegetariana reducen significativamente el riesgo de cáncer y enfermedades cardiovasculares.

Así que me decidí a cambiar radicalmente mi dieta y excluir de ella completamente estos productos. Empecé a estudiar qué alimentos vegetales aportaban un alto contenido de proteínas. Durante las primeras semanas cometí un error muy trivial: eliminar los productos con alto contenido de calorías y grasa.

Me tomó más tiempo y estudios entender que una asociación incorrecta entre los lípidos y los hidratos de carbono fatiga enormemente el sistema digestivo y, en particular, el hígado. Me di cuenta de que los lípidos (aguacates o nueces) no podían ser mi única fuente de energía.

Cuando me las arreglé para encontrar la combinación correcta de alimentos, me di cuenta que me sentía bien y más relajado que cuando comía carne.

Actualmente como ensaladas y frutas, pero en ocasiones especiales, cuando no puedo encontrar comida fresca y cruda, tomo platos veganos cocinados.

Hoy en día, cuando hago la compra elijo:

  • Productos de la temporada, así me aseguro de que las frutas y las verduras tienen un contenido naturalmente alto en nutrientes
  • Productos orgánicos, el aporte de nutrientes es alto y los productos son más saludables
  • Productos km cero, de esta manera estoy favoreciendo al comercio local y ayudo a reducir las emisiones de CO2 en la atmósfera"

La atención por la alimentación, sea cual sea nuestra dieta, va mucho más allá de sobrevivir. La comida y la cocina son un camino a través del cual también comunicamos nuestra identidad.

Como dice el filósofo alemán Ludwig Feuerbach: "Somos lo que comemos"

1 Me gusta

Deja tu comentario

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS
Responsable: Verticales Intercom, S.L.
Finalidades:
a) Envío de la solicitud al cliente anunciante.
b) Actividades de publicidad y prospección comercial por distintos medios y canales de comunicación de productos y servicios propios.
c) Actividades de publicidad y prospección comercial por distintos medios y canales de comunicación de productos y servicios de terceros de distintos sectores de actividad, pudiendo implicar la cesión de los datos personales a dichos terceros.
d) Segmentación y elaboración de perfiles para finalidades de publicidad y prospección comercial.
e) Gestión de los servicios y aplicaciones que proporciona el Portal para el Usuario.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: Se prevé la cesión de los datos a los clientes anunciantes para llevar a cabo su solicitud de información sobre los servicios anunciados.
Derechos: Tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos u oponerse al tratamiento de los mismos o a alguna de las finalidades, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en guiacatering.com/proteccion_datos

Comentarios (1)

  • Laura

    Muy interesante lo que has explicado aunque en mi opinión casi todas las enfermedades provienen de lo que aportamos en nuestro torrente sanguíneo con lo que comemos y se podrían evitar con el vegetarianismo incluido el Alzheimer y la esclerosis múltiple por lo que yo he leido y lo que mi sentido común también me indica

  • Si te ha interesado, aquí tienes más