GuiaCatering.com
GRATIS - En Google Play GRATIS - En la App Store
Instalar Instalar

La comida a domicilio y las nuevas tecnologías

El desarrollo de plataformas como Just Eat o Deliveroo ha supuesto un importante cambio en la forma de concebir no ya tanto la comida en sí, sino en propio servicio a domicilio.

1 jul 2016 en Gastronomía - Lectura: min.

catering

Como no podía ser de otro modo, la comida a domicilio ha evolucionado al amparo de las nuevas tecnologías. Cada vez son más los restaurantes que ofertan también esta opción como parte del servicio de restauración que brindan a sus clientes.

Más que servicios de comida a domicilio, se trataría más bien de buscadores que ponen en contacto a clientes con restaurantes que proporcionan comidas a domicilio. En este artículo mencionaremos algunos de ellos y te explicaremos por qué han tenido tanto éxito.

La más conocida de todas es Just Eat, que, junto a La Nevera Roja, han llegado a copar el grueso de los anuncios sobre comida a domicilio que hemos visto en los últimos meses, a pesar de que desde febrero de este año ambas pertenecen al mismo grupo empresarial. Además de esta, que es la más famosa y ofrece servicio en todo el territorio nacional, podemos encontrar otras opciones igualmente interesantes, como Take Eat Easy y Deliveroo (ambas empresas sólo operan en Barcelona y Madrid), así como Aloha24 (que reparte en Málaga, Alicante, A Coruña, Zaragoza, Gijón, Granada, Oviedo, Valencia y algunos municipios de la Costa del Sol, como Marbella o Fuengirola) o Resto-in (que además de París o Berlín presta servicios en Madrid o Barcelona).

Estas páginas webs, y sus aplicaciones correspondientes, permiten que los usuarios puedan elegir entre una larga lista de restaurantes que sirven en la ciudad en la que se encuentran, por lo que la oferta es mucho más amplia. Los clientes pueden valorar la comida, la rapidez del servicio, las facilidades de pago, el restaurante, etc.

Como punto negativo, cabe destacar que en el caso de la calidad de las comidas, las plataformas no se hacen responsables completamente de los platos que elaboren los restaurantes seleccionados. Tampoco controlan el proceso de envasado ni el transporte o reparto de la comida. Aunque esto no quiere decir que no tomen cartas en el asunto ante las críticas planteadas por los clientes.

En cambio, lo que sí depende al 100% de estas plataformas es el servicio al cliente, el buen funcionamiento de la página web y, por tanto, de la aplicación, la efectividad del servicio, la facilidad de pago, etc.

A día de hoy constituyen una manera rápida, cómoda y eficaz de recibir comida en casa si no queremos cocinar o tenemos invitados; una alternativa que compite con las empresas que sí se dedican a ofrecer comidas caseras y que ofrecen un servicio eficiente a la par que más personalizado. Le toca ahora al cliente valorar qué opción es la que más se adecua a sus necesidades.

Deja tu comentario

Si te ha interesado, aquí tienes más